miércoles, 1 de abril de 2015

El monumento a Nadezhda Konstantínovna Krúpskaya en el bulevar Srétenski

"Srétenski, el más corto de los bulevares, empieza con una romántica escultura de una mujer que parece encaminarse hacia algún objetivo invisible. Podría pensarse que está esperando que aparezca el icono [de la Virgen de Vladímir, que dio pie a la fundación del monasterio Srétenski ("encuentro")], si no fuera porque se trata de Nadiezhda Krúpskaya, la mujer de Lenin".

(Pigariova, T. (2001) Autobiografía de Moscú. Barcelona: Ed. Laertes, 2001, p. 318)


 El monumento dedicado a Nadezhda K. Krúpskaya (punto rojo) se encuentra a la altura del número 32 del bulevar Srétenski (perteneciente al Anillo de los Bulevares), en el cruce con las calles Bolshaya Lubyanka (al Sur) y Srétenka (al Norte). Dicho bulevar se encuentra entre la plaza Turgenevskaya (al Este) y el bulevar Rozhdestvensky


 El lugar donde se encuentra el monumento a Krúpskaya estaba reservado inicialmente para la colocación, a finales de los años cuarenta, de otro dedicado a la memoria del revolucionario A.S. Shcherbakov (1901-1945), jefe del Departamento de Información Internacional del PCUS. La llegada del "deshielo" de Jrushchov (1956) y el hecho de que Shcherbakov fuese una figura muy próxima a Stalin desbarataron el proyecto. Las fotografías son, respectivamente, de 1945-46 y 1947-1950. En ellas se puede ver un monolito situado en medio de la zona ajardinada del bulevar, exactamente donde debía ubicarse el monumento. Desde que la idea cayó en el olvido, hubo que esperar veinte años antes de que la estatua de Krúpskaya llegase a este rincón del Anillo de los Bulevares, donde todavía sigue instalada. El revolucionario estalinista tuvo que conformarse con poner nombre a una estación de Metro cercana

 El monumento dedicado a la mujer de Lenin es obra de la escultora Yekaterina Fyodorovna Belashova (1906-1971), que hizo el diseño en yeso, y de su hijo Alexander M. Belashov (1933-2011), famoso por sus estatuas de animales. También del arquitecto Vsevolod Leonidovich Voskresenskiy (1916-1987), autor del hipódromo de Moscú. Fue instalada en 1975 e inaugurada el 1 de junio de 1976. Esta fotografía (tomada en algún momento entre 1976 y 1987) formó parte del calendario escolar de 1989

 El monumento está formado por una plataforma de granito, una estatua de bronce y dos columnas curvadas, también de bronce y de 10 metros de altura, donde hay inscritas unas frases de Krúpskaya:
-  "El marxismo me ha dado la mayor felicidad que toda persona puede desear: el conocimiento sobre adónde ir y una tranquila confianza en el resultado final de la acción asociada a nuestras vidas". "Me embargó una enorme felicidad al comprobar la creciente fuerza y poder de la clase obrera, cómo el Partido crecía, ser testigo de la mayor revolución en el mundo, haber visto el germen del nuevo sistema socialista y cómo la vida comienza a ajustarse a sus cimientos"
- "Estrechemos los lazos con las masas, para promover los preceptos de Lenin". "El objetivo de nuestras escuelas es educar a miembros útiles de nuestra sociedad -alegres, trabajadores, imbuidos de instintos sociales, con habilidades para una organización sana, conscientes de su lugar en la naturaleza y la sociedad, capaces de entender los acontecimientos actuales- como luchadores incondicionales por los ideales de la clase obrera y expertos constructores de la sociedad comunista"
La fotografía es de 1979



 Diferentes perspectivas del monumento fotografiado en 1981, 1985 y 1989, respectivamente. La última imagen es una fotograma extraído de la película "Svetik", de Oleg Bondarev

 La estatua representa a una Krúpskaya joven, de rostro bello y serio, ataviada con su característico vestido hasta los pies. Una imagen alejada de otras fotografías que tenemos de ella, realizadas en los años treinta, donde aparece como una mujer anciana, regordeta y cansada. Aquí va cubierta con un chal que ondea a su espalda movida por "el viento de la revolución". Una representación romántica y épica que nos remite a los tiempos de la lucha revolucionaria en 1917 (pese a que Krúpskaya ya había cumplido por entonces 48 años). El estilo es netamente clásico, estilizado y convencional, sin apenas relación con la severidad escultórica mostrada por algunas tendencias soviéticas. La imagen fue tomada durante la primera década del presente siglo


 Los moscovitas, con su humor habitual, apodaron este monumento como "el de las orejas" (por las dos columnas de detrás). Las imágenes son de 2002. Ese año el conjunto fue sometido a un proceso de limpieza, sellado y conservación

 Imagen de 2011

 Fotografía del monumento tomada el año pasado 



 Pese a que el monumento se encuentra en perfecto estado de conservación, un entorno urbano excesivamente agresivo ha quitado lustre a su presencia en este extremo del bulevar. El cableado en el aire, los coches aparcados junto a la acera y el servicio automático de alquiler de bicicletas ensombrecen esta reminiscencia del pasado que resiste en este lugar desde hace casi cuarenta años, con un nomenclátor que también permanece inalterable desde tiempos soviéticos y presovieticos. La primera imagen de Google Street View es de 2011. Respecto a las dos siguientes (de 2014) ha desaparecido ese curioso kiosco que había en la acera, justo enfrente del monumento

Nadezhda Konstantínovna Krúpskaya nació en San Petersburgo el 26 de febrero de 1869 (un año antes que Lenin) y falleció en Moscú el 27 de febrero de 1939 (ambas fechas según el calendario Gregoriano). Perteneciente a una empobrecida y humilde familia de origen noble ("Krupski"), conoció a Lenin en febrero de 1893, en una reunión de un círculo marxista. Estos grupos fueron el germen del Partido Socialdemócrata Ruso (fundado en 1898) y del bolchevismo. En aquella época Krúpskaya daba clases a obreros en una escuela para adultos de San Petersburgo. Muchos de esos trabajadores, futuros bolcheviques, fueron el público que asistió a las conferencias políticas que Lenin ofreció en la ciudad. Se casaron en julio de 1898 y nunca más se separaron hasta el fallecimiento de Illich (tal como ella lo llamaba) en enero de 1924. Compartieron juntos una vida de ostracismo y privaciones. Entre 1896 y 1900 permanecieron deportados por motivos políticos en Shúshenskoye (Siberia) y Ufá. Hasta su regreso a Petrogrado en 1917, vivieron en Múnich, Londres, Ginebra, París, Cracovia, Berna, Zúrich y Finlandia, con viajes ocasionales a ciudades como Viena. Durante ese período de exilio sólo volvieron a Rusia de forma puntual y clandestina para continuar con su labor revolucionaria. Se puede decir que el único domicilio que tuvieron con carácter definitivo fue el apartamento del Kremlin que ocuparon desde 1918 hasta la muerte del líder soviético en la finca de Gorki Leninskiye, a 10 kilómetros de Moscú. En su autobiografía "Mi vida con Lenin" Nadezhda Konstantínovna pasó revista a toda esa vida de entrega a la causa de la Revolución pero no olvidó los momentos felices que pasó con su marido, con idílicas excursiones por las montañas suizas y paseos en bicicleta a través de los bosques y lagos de Polonia. No tuvieron hijos.

Krúpskaya fue una mujer de una belleza excepcional y moderna. Poseía unos rasgos estilizados que desentonaban con los vestidos antiguos y oscuros que llevaba en la mayoría de las fotografías que nos han llegado de ella. En estas imágenes parece más bien una joven actriz rusa interpretando actualmente a la mujer de Lenin. La inteligencia de esta revolucionaria se encontraba al mismo nivel que su atractivo. Tras los acontecimientos de 1917 fue nombrada Comisaria del Pueblo de Educación, encabezando desde este cargo la reforma educativa y las campañas de alfabetización emprendidas en la URSS. Se convirtió en una experta en la olvidada disciplina marxista-leninista de la Biblioteconomía soviética. Sus desencuentros con Stalin fueron antológicos. Estando Lenin enfermo, desafió al revolucionario georgiano entregando a Trotski una carta de felicitación escrita por su marido, un acto que no fue del agrado de un ya intrigante Iósif Vissariónovich. Años más tarde, una discusión entre ambos acabó con la insólita amenaza de Stalin de "destituirla como viuda de Lenin"

No hay comentarios:

Publicar un comentario