martes, 23 de agosto de 2016

Moscú y Leningrado en 1989. Una película amateur filmada en 8mm

En una buhardilla y dentro de una caja de cartón. En ese lugar estuvo metida esta cinta de VHS durante más de 15 años, hasta que alguien se acordó de su existencia y me la hizo llegar hace una década. Este reportaje amateur es una edición realizada por la misma empresa que reveló el negativo en 8mm y lo pasó a formato de deo. Ahora las nuevas tecnologías nos permiten dar un paso más y convertirlo en un archivo digital.

La gente valora muy poco el pasado y los recuerdos que vamos atesorando a lo largo de la vida, tanto en forma de sensaciones dentro de nuestras mentes como de objetos que podemos manipular a posteriori. Sin embargo, mientras la memoria se va difuminando con el paso del tiempo, los objetos materiales, como decía Walter Benjamin, conservan en su interior una parte de la historia. En este caso, la historia de la Unión Soviética durante la perestroika de Mijaíl Gorbachov, desde el punto de vista de unos turistas españoles que visitaron Moscú y Leningrado en el mes de diciembre de 1989.

Mayakovski


Cronología del vídeo:
  • 00:50 Cuesta Vasilievsky y Catedral de San Basilio
  • 01:06 Torre Spasskaya del Kremlin
  • 01:21 Plaza Roja
  • 01:27 Mausoleo de Lenin
  • 01:40 Hotel Rossía y chimeneas del MoGES (Central generadora de electricidad)
  • 01:54 Bandera de la URSS sobre el Palacio del Senado del Kremlin
  • 02:00 Cambio de guardia en el Mausoleo de Lenin
  • 04:27 Río Moscova desde el malecón Sofiyskaya
  • 05:03 Hotel Rossía desde el malecón Sofiyskaya
  • 05:07 Monasterio de Novodévichi
  • 05:49 Universidad Estatal M.V. Lomonósov de Moscú
  • 05:56 Mirador de las Colinas Lenin
  • 06:25 Monumento a la Cosmonáutica Soviética (VDNJ)
  • 06:34 Hotel Cosmos (VDNJ)
  • 06:50 Circo Ruso de Moscú (en el bulevar Tsvetnoi)
  • 09:60 Estación de metro Komsomolskaya (Komsomolskaya ploshchad)
  • 10:03 Estación de metro Novoslobodskaya (Novoslobodskaya ulitsa)
  • 10:36 Estación de metro Mayakovskaya (Mayakovskiy ploshchad)
  • 11:11 Puerta de la Trinidad del Kremlin
  • 11:24 Palacio del Presidium y Torre Spasskaya del Kremlin
  • 11:31 Catedral del Arcángel Miguel, Zar de los Cañones, Campana de la Zarina, Campanario de Iván del Grande, Catedral de la Asunción (Kremlin)
  • 12:26 Jardines de Alejandro y plaza Borovitskaya (Casa Pashkov)
  • 12:41 Mercado negro en el Prechistenskaya naberezhnaya (malecón Prechistenskaya), junto al puente Bolshoy Kamenny
  • 13:38 Plaza Roja de noche
  • 15:08 Espectáculo folclórico
  • 16:48 Pabellón del Cosmos (VDNJ)
  • 18:48 Leningrado, río Neva y Tsárskoye Seló


 




































viernes, 19 de agosto de 2016

25 años del golpe de Estado contra Mijaíl Gorbachov

Hoy se cumplen 25 años del golpe de Estado de la vieja guardia del PCUS y el KGB contra la perestroika de Mijaíl Gorbachov. Para recordarlo, las ediciones digitales del El Periódico de Catalunya y Público han editado sendas cronologías con los acontecimientos que llevaron a la Unión Soviética a su desaparición en 1991. He aquí un artículo introductorio y la combinación de ambos relatos.

Veinticinco años del golpe de Estado que acabó desintegrando la URSS

El golpe no solamente fracasó, sino que aceleró precisamente lo que los golpistas querían evitar. El propósito de los conjurados era forzar a Gorbachov a revertir las políticas de perestroika 

ÀNGEL FERRERO

MOSCÚ.- Este 19 de enero se celebra el 25º aniversario del intento de golpe de Estado en la Unión Soviética, conocido en Rusia como 'el putsch de agosto'. La conspiración fue orquestada por ocho altos cargos del gobierno, el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) y el KGB contrarios al cariz que había tomado la perestroika y organizados en un autoproclamado Comité Estatal para el Estado de Emergencia (GKChP).

El propósito de los conjurados era forzar al presidente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, a declarar el estado de emergencia y frenar y revertir las políticas de perestroika. El GKChP estaba seguro de contar con el apoyo de los círculos militares y de seguridad, que rechazaban por encima de todo la política exterior de Gorbachov, desde las concesiones a EEUU en las negociaciones para el desarme hasta la reunificación de Alemania en los términos planteados por Occidente y el apoyo a Washington contra la invasión iraquí de Kuwait.

Mientras Gorbachov veía estas medidas como pasos necesarios para poner fin a la guerra fría y acercar a la URSS a Europa para garantizar así su seguridad, sus adversarios consideraban que no se obtenía nada de ellas, sino que, por el contrario, exponían gravemente al país a sus enemigos tanto en el interior como en el exterior.

La firma de un nuevo tratado de la Unión, prevista para el 20 de agosto de 1991, por el cual nueve de los Estados de la URSS –Rusia, Bielorrusia, las cinco repúblicas de Asia central y Azerbaiyán– aceptaban formar una nueva federación que había de llamarse Unión de Repúblicas Soviéticas Soberanas, aceleró los planes de los golpistas.

Aprovechando las vacaciones de Gorbachov en Crimea, cuatro de ellos –el vicepresidente del Consejo de Defensa Oleg Baklanov, el jefe del secretariado del PCUS Valeri Shenin, el secretario del Comité Central del PCUS Oleg Shenin y el general del ejército Valentin Varenniko– se desplazaron en avión hasta la península para reunirse con él y exigirle que declarase el estado de emergencia o, de negarse, que dimitiese y nombrase jefe de Estado a su vicepresidente, Guennadi Yanaev. Pero el rechazo del líder soviético a asumir el plan original llevó a su detención. Agentes del KGB cortaron las comunicaciones de su dacha en Foros y retuvieron al líder soviético y su familia. El golpe estaba en marcha. De las dimensiones que tenían los golpistas del mismo da una idea la orden del GKChP a una fábrica de Pskov para el envío de 250.000 pares de esposas y 300.000 formularios de detención, así como que se vaciase de presos comunes la prisión de Lefortovo en Moscú.

Tras una breve reunión de urgencia en el Kremlin, el GKChP redactó el decreto de emergencia. Como estaba previsto, el vicepresidente Yanaev firmó el documento, por el cual también pasaba a ser el presidente de la URSS debido, oficialmente, a la incapacidad de Gorbachov para ejercer sus funciones a causa de una “enfermedad”. El GKChP también prohibió la publicación de todos los periódicos en Moscú salvo nueve cabeceras afines e interrumpió las emisiones de las radios independientes. Al día siguiente, desde las estaciones de radio sólo se emitía música clásica, y los canales de televisión mostraban en loop, una y otra vez, el ballet de Chaikovski El lago de los cisnes. Las delicadas bailarinas del Teatro Bolshói, en sus tutús de un blanco virgen y bañadas por una irreal luz azul, se convertirían, junto a la brutal imagen de los tanques en el centro de Moscú, en uno de los símbolos del 'putsch'.


Yeltsin sobre un tanque

El 19 de agosto, Boris Yeltsin, elegido dos meses antes presidente de la República Socialista Federativa de Rusia (RSFR), llegaba a la Casa Blanca, la sede del Parlamento en aquella época. Tras reunirse con el primer ministro y con el presidente del Soviet supremo, Ruslan Jasbulátov, para evaluar la situación, Yeltsin emitió un comunicado –luego distribuido en octavillas por toda la ciudad– en el que declaraba anticonstitucional el golpe, llamaba a la población a convocar una huelga general para detenerlo y pedía al ejército que no lo secundase.

Después de que numerosos ciudadanos de Moscú acudieran a la llamada de Yeltsin y comenzasen a erigir improvisadas barricadas en torno a la Casa Blanca, Guennadi Yanaev declaró a las 16:00 el estado de emergencia para Moscú y a las 17:00 ofreció una rueda de prensa donde aseguró que Gorbachov, “después de todos estos años se ha cansado y necesita tiempo para recuperar su salud”, por lo que se encontraba “descansando” en Crimea. El golpe, sin embargo, comenzaba a hacer aguas. Los blindados de la división Tamánskaia frente al Parlamento declararon ese mismo día su fidelidad a la RSFR. Sobre uno de ellos, Yeltsin se dirigió a la multitud en una imagen captada por numerosos medios.

Los conspiradores habían considerado detener a Borís Yeltsin el 17 de agosto tras su llegada a Moscú procedente de una visita de Kazajistán, o en su dacha en alguno de los días posteriores, pero por algún motivo no lo hicieron. Este hecho ha sido considerado por varios historiadores como clave en el fracaso del golpe de Estado. Las imágenes de Yeltsin sobre un blindado, con sus inevitables reminiscencias revolucionarias (el discurso de Lenin sobre una tanqueta en la estación Finlandia de Petrogrado) y que aún hoy es motivo de discusión –¿fue casual o intencionada?–, contribuyeron a aumentar posteriormente su popularidad. Sin embargo, esta imagen no sólo ha sido cuestionada, retrospectivamente, por el paso de Yeltsin por el Kremlin, sino por varios relatos contemporáneos.

El corresponsal de La Vanguardia Rafael Poch-de-Feliu, que fue testimonio de excepción de aquel golpe de Estado, escribió en su necrológica de Yeltsin que “su irresponsable política durante el año 1990 y 1991 fue uno de los principales desencadenantes de aquel golpe”. Según el periodista, la “Rusia de Yeltsin pactaba con todos los enemigos del 'centro', su línea política era disolver la URSS, pero no por principios, sino por una mera ambición de poder. Para ser el 'numero uno' en el Kremlin, Yeltsin y la burocracia de la Federación Rusa tenían que disolver la URSS. Y lo hicieron.” 

Borís Kagarlitsky también desafía la interpretación común de este episodio y enmarca la actuación de Yeltsin dentro de su habitual vacilación a la hora de tomar decisiones. “Durante las primeras fases de los acontecimientos de agosto de 1991, [Yeltsin] mantuvo su silencio. Pasaron varias horas antes de que apareciera con una condena de los putschistas”, escribe Kagarlitsky en Russia under Yeltsin and Putin (Pluto Press, 2003). “Sólo cuándo la situación era completamente clara –añade el conocido historiador y sociólogo ruso– y era obvio que nada le amenazaba, Yeltsin apareció ante la población y, de una manera pintoresca, sobre un vehículo blindado, comenzó a dar órdenes a la jubilosa muchedumbre.” 

Por su parte, el historiador estadounidense Stephen Cohen recuerda en Soviet Fates and Lost Alternatives (Columbia University, 2011) que “no hubo ninguna 'resistencia nacional' al putsch”: “Aunque los manifestantes actuaron con determinación y heroísmo, apenas un 1 por ciento de los ciudadanos soviéticos se opuso activamente a la ocupación de los tanques durante tres días incluso en el Moscú favorable a Yeltsin, y considerablemente menos resistieron en las capitales de provincia, en el campo y fuera de la República de Rusia. El otro 99 por ciento restante, […] como informó el embajador británico, estaba esperando a ver 'de qué lado caía tostada'. Fuesen cuáles fuesen los porcentajes, incluso quienes se opusieron al golpe sabían 'cuánta poca gente' había salido a las calles para oponerse a él. Por ejemplo, apenas hubo respuestas, si alguna, a la llamada de Yeltsin a convocar una huelga general contra el putsch.” 


El fracaso del golpe

El 20 de agosto la tensión aumentó. La noche anterior el comandante del distrito militar de Moscú había anunciado un toque de queda para la capital, lo que fue interpretado por los defensores de la Casa Blanca como una señal de que el asalto era inminente. Efectivamente, el GKChP había diseñado una operación, cuyo nombre clave era “Trueno”, en la que habían de participar varios cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, algunos de los cuales se habían trasladado ya a las inmediaciones del Parlamento.

¿Por qué fracasó el golpe? En un libro publicado en 2013 en Rusia con entrevistas a varios testimonios, “traición” es una de las palabras más repetidas: traición de Mijaíl Gorbachov, traición de Borís Yeltsin, traición de Pavel Grachev, el general de las tropas aerotransportadas que puso sus soldados a disposición de Yeltsin... Sin embargo, en una interpretación mucho más plausible, a los golpistas les faltó “valor para escenificar un Tiannamen en Moscú; ahogar en sangre la protesta”, escribe Poch-de-Feliu. El ministro de Defensa, Dmitri Yazov, también miembro del GKChP, ordenaba a las 08.00 la retirada de tropas. Seis miembros del Comité Estatal para el Estado de Emergencia viajaban a Crimea para intentar dialogar con Gorbachov, pero éste se negó en redondo a reunirse con ellos.

Las decisiones tomadas por el GKChP, mientras tanto, comenzaban a volverse en su contra. El 20 de agosto el Consejo Supremo de Estonia declaraba la soberanía y la independencia de la República de Estonia (al día siguiente lo haría Letonia). Restablecidas las comunicaciones en su dacha, el presidente de la URSS declaraba nulo el decreto de emergencia. A su regreso a Moscú, el 21 de agosto, todos los golpistas –que pasaron a la posteridad como “la banda de los ocho”– fueron detenidos, salvo el ministro del Interior, Borís Pugo, que se suicidió junto a su esposa.

El golpe de Estado no solamente había fracasado, sino que aceleró precisamente aquello que los golpistas querían evitar: la desintegración de la URSS. Aprovechándose de la situación, el Soviet Supremo de la RSFR, controlado por los “demócratas radicales” de Yeltsin, aprobó que éste pudiese nombrar a los presidentes de las administraciones regionales, aunque la Constitución de la URSS se lo impedía, y declaraba la enseña tricolor como la bandera nacional rusa. El PCUS, seriamente debilitado, tampoco sobrevivió al golpe.

Motivado por la desconfianza hacia sus antiguos camaradas, Gorbachov dimitió de su cargo como secretario general del partido el 24 de agosto. Ese mismo día la Rada Suprema de Ucrania declaraba la independencia del país y, por la noche, un grupo de manifestantes derribaba la estatua del fundador de los servicios secretos soviéticos, Félix Dzerzhinski, frente a la Lubianka, la sede del KGB. Yeltsin ejecutó poco después su ansiada venganza contra el Partido Comunista prohibiendo sus actividades y nacionalizando sus bienes y activos en Rusia, que más tarde serían vendidos a precios muy inferiores a su valor real a inversores extranjeros y la nueva clase emergente de oligarcas. “Hasta el fracasado golpe”, escribe Cohen, “[Yeltsin] alternó el apoyo y la oposición a Gorbachov. Pero inmediatamente después de aquel suceso, Yeltsin comenzó, en una suerte de golpe propio, a devaluar a su ya debilitado rival desmantelando sistemáticamente las instituciones del centro de la Unión y arrogar para su República rusa virtualmente todos los poderes políticos y activos económicos del gobierno de la Unión de Gorbachov. El 27 de agosto Moldavia declaraba su independencia, el 30 lo hacía Azerbaiyán y el 31, Kirziguistán. En poco más de una semana la Unión Soviética se había resquebrajado y su desaparición formal parecía sólo cuestión de tiempo.


Los políticos y la sociedad ante el golpe de Estado, 25 años después

¿Dónde se encontraban los actuales líderes políticos de Rusia durante aquellos días? El hoy presidente ruso, Vladímir Putin, trabajaba por aquel entonces en la oficina del alcalde de Leningrado, Anatoli Sobchak. “Tan pronto como comenzó el golpe inmediatamente decidí con quién estaba. Sabía exactamente que el golpe no iría a ninguna parte y no estaría de su lado”, explicó en el libro En primera persona: conversaciones con Vladímir Putin.

Por su parte, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, entonces asesor de Sobchak, se perdió los acontecimientos por encontrarse en el hospital tras haberse roto una pierna. El nacionalista Vladímir Zhirinovski, entonces presidente del Partido Liberal-Demócrata de la Unión Soviética (LPPSS), respaldó en cambio el golpe. “Sin ser partidario del comunismo y el sistema soviético, el LDPSS apoyó a los miembros del Comité de Emergencia para salvar al país de las traiciones del entonces presidente soviético, Gorbachov, y del golpe de Yeltsin, escribió Zhirinovski en 2011 en la página web de su partido, el LDPR.

Pero es el Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR), como heredero formal del PCUS, hacia donde lógicamente se dirigen todas las miradas. Su secretario general, Guennadi Ziugánov, que también fue autor de Una palabra al pueblo –un manifiesto contra las políticas de la perestroika firmado entre otros por dos de los instigadores del golpe–, se encontraba aquellos días en un sanatorio en Kislovodsk, en Stávropol, y, como Medvedev, no participó en los hechos.

En 2014, el secretario general del PCFR publicó un comunicado en la página web del partido donde al mismo tiempo se distanciaba de los golpistas, criticándolos, y denunciaba a Mijaíl Gorbachov por sus políticas y su respuesta al 'putsch'. “No hubo ningún golpe. Se destruyeron a sí mismos y al país. Es necesario llevar a Gorbachov a los tribunales del país que él destruyó […] La cabeza visible del gobierno responde ante todo de la integridad territorial del país y la seguridad de la sociedad. Él escupió sobre todo eso y se marchó”, dijo Ziugánov.

La última encuesta del Centro Levada (independiente) sobre el 'putsch', realizada el pasado 15 de agosto, refleja los cambios en la opinión pública sobre los sucesos. Un 50% de los encuestados sigue recordando qué ocurrió aquel agosto de 1991, pero un 48% es incapaz ya de acordarse. Un 35% de los rusos lo calificó de “simplemente un episodio de la lucha por el poder entre los dirigentes del país”, mientras que para un 30% de los encuestados fue “un acontecimiento trágico con consecuencias catastróficas para el país y la población” y un 27% contestó que “le resultaba difícil de decir”. Únicamente un 8% lo describió como “una victoria de la revolución democrática que puso fin al poder del PCUS”

Público 19/08/2016 


Cronología de la desintegración  de la URSS

Estos son los principales acontecimientos previos al golpe de Estado del 19 de agosto de 1991 en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y su posterior desintegración:

- 20 de febrero de 1988

El Soviet de la región azerbaiyana de Nagorno Karabaj declara su intención de unirse a Armenia, lo que desata el primer conflicto territorial entre dos repúblicas soviéticas.

- 16 de noviembre de 1988

El Soviet Supremo de la república soviética de Estonia adopta una declaración sobre la soberanía nacional en virtud de la cual las leyes estonias tendrán supremacía sobre las vigentes en la URSS.

- 9 de abril de 1989

Mueren 19 personas en una manifestación independentista en Tiflis disuelta violentamente por tropas del Ejército soviético.

- 7 de febrero de 1990

El Comité Central del Partido Comunista de la URSS (PCUS) acepta la propuesta de su secretario general, Mijáil Gorbachov, de renunciar al monopolio sobre el poder político refrendado en la Constitución.

- 11 de marzo de 1990

El Soviet Supremo de la república soviética de Lituania declara la restauración de la independencia.

- 30 de marzo de 1990

El Tribunal Supremo de Estonia declara ilegal el poder soviético en la república báltica e inicia el proceso de restablecimiento de la independencia. 

- 4 de mayo de 1990

Letonia proclama la restauración de la independencia de esa república báltica.

- 20 de diciembre de 1990

El ministro de Asuntos Exteriores de la URSS, Eduard Shevardnadze, dimite después de cinco años en el cargo tras denunciar que "se aproxima una dictadura".

- 13 de enero de 1991

Mueren 14 manifestantes lituanos en un intento de impedir el asalto de la televisión en Vilna por las tropas soviéticas.

- 17 de marzo de 1991

Dos tercios de los soviéticos participantes en un referéndum aprueba la conservación de la URSS como una federación renovada de repúblicas soberanas e iguales en derecho, en las que se garanticen los derechos y las libertades de las personas de todas las nacionalidades. Letonia, Lituania, Estonia y Georgia no participaron en el referéndum.

El mismo día un 78 por ciento de los rusos se manifestó a favor de crear la figura del presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, cargo que asumiría Borís Yeltsin.

- 9 de abril de 1991

El Soviet Supremo de Georgia declara la independencia de esa república caucásica.

- 12 de junio de 1991

Yeltsin es elegido por sufragio universal presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, con lo que se convierte en el primer dirigente ruso democráticamente elegido.

- 1 de julio de 1991

Se disuelve en Praga el Pacto de Varsovia, bloque militar fundado en 1955 como contrapeso a la OTAN.


- 19 de agosto de 1991

Una junta de altos cargos políticos y militares da un golpe de Estado y aparta del poder al líder soviético, Mijaíl Gorbachov. El vicepresidente, Guennadi Yanáev, asume las funciones de jefe de Estado. Se prohíben las actividades de los partidos políticos. Columnas blindadas entran en Moscú.

Yeltsin llama a la resistencia frente a lo que califica de "golpe de Estado reaccionario". 

[04.21 h. ÚLTIMA HORA. Un teletipo de la agencia de noticias soviética TASS acaba de informar de que el presidente de la Unión Soviética (URSS), Mijail Gorbachov, acaba de ser sustituido por el vicepresidente Guenadi Yanayev.

El líder del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), informa el texto, no está en condiciones de seguir al frente del Estado “por razones de salud”.

04.30 h. La Televisión Central Soviética (CCCTV) reitera lo que la agencia TASS avanzaba hace unos minutos. En un boletín extraordinario, la cadena ha anunciado la sustitución del presidente Gorbachov por su vicepresidente Yanayev, efectiva desde hoy mismo.

Durante la emisión, una locutora ha anunciado la declaración del estado de emergencia en el país por un periodo de seis meses. No se han dado más explicaciones.

04.34 h. El presidente de los Estados Unidos, George Bush, que se encuentra de vacaciones en Kennebunkport (Maine), ha sido puesto al corriente de la sustitución de su colega soviético.

Según ha declarado el portavoz de la Casa Blanca, Doug Davidson, el presidente estadounidense está analizando la situación con sus consejeros.

05.01 h. Este es el decreto, según informa la agencia EFE, donde se anuncia la destitución de Gorbachov. Lo firma el vicepresidente de la URSS, Guenadi Yanayev:

“En relación con la incapacidad de Mijail Gorbachov, por razones de salud, para desempeñar sus deberes como Presidente de la URSS, he asumido esos deberes desde el 19 de agosto de 1991 de acuerdo con el artículo 127 de la Constitución soviética”

05.06 h. Cerca de 500 tanques han tomado posiciones en puntos estratégicos de Moscú, tales como la sede del Parlamento y de la radiotelevisión.

05.18 h. Los rumores de que el presidente Gorbachov ha sido apartado del poder se han notado en la sesión matinal de la bolsa de Hong Kong. El índice Hang Seng ha caído unos 200 puntos en las últimas horas, lo que supone un 5% de pérdida.

05.29 h. El comité encabezado por el vicepresidente Yanayev afirma que ha declarado el estado de emergencia y se ha hecho con el poder para salvar al país “del caos económico y la desintegración”.

05.44 h. El vicepresidente de la URSS, Gennadi Yanayev, ha enviado un mensaje a los jefes de estado y al secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, en el que asegura que su país cumplirá con sus obligaciones internacionales a pesar de la sustitución de Gorbachov "por motivos de salud".

Estas son algunas de las frases del documento, difundido por la agencia TASS y recogidas por EFE:

La implantación del estado de emergencia es "provisional" y de "carácter obligado, pues lo dicta la necesidad vital de salvar la economía del derrumbe, el país del hambre, así como evitar la creciente amenaza de un vasto conflicto civil con consecuencias impredecibles para los pueblos de la URSS y toda la comunidad mundial".

"Estamos convencidos de que nuestras actuales dificultades son transitorias y de que el aporte de la URSS en la preservación de la paz y el fortalecimiento de la seguridad internacional seguirá siendo importante". 

06.04 h. El conocido como Comité estatal de emergencia, que esta mañana ha declarado la destitución del presidente Gorbachov, acabar de anunciar que asume "la responsabilidad de los destinos de la patria".

En un llamamiento al pueblo soviético retransmitido por la televisión de la URSS, el comité ha dicho que "sobre el país pende una seria amenaza" y que la política de reformas de Gorbachov "se ha estancado".

Los miembros del Comité estatal de emergencia, según informa EFE, son ocho: Oleg Baklanov, vicepresidente del consejo de Defensa; Vladimir Kriuchkov, presidente del Comité de Seguridad del Estado (KGB); Valentin Pavlov, primer ministro de la URSS; Boris Pugo, ministro de Interior; Dimitri Yazov, ministro de Defensa; Vladimmir Starodubtsev, presidente de la Unión de Campesinos; Alexandr Tiziakov, presidente de la Asociación de Empresas Estatales, y Guennadi Yanayev, en estos momentos presidente en funciones de la URSS.



06.06 h. El canciller alemán, Helmut Kohl, ha sido informado sobre los últimos acontecimientos en Moscú desde su lugar de vacaciones, en Austria. No se descarta que interrumpa su descanso para regresar a Bonn.

06.30 h. Continúan las reacciones de los dirigentes internacionales. Desde Francia, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha calificado la supuesta destitución del presidente soviético como un “acontecimiento importantísimo”. De todas formas, avisa, “hay que esperar para conocer las circunstancias” en que se han producido los hechos.

06.44 h. El presidente del Gobierno español, Felipe González, también está siendo informado desde primera hora de la mañana de la situación en Moscú, según ha informado EFE. González se encuentra en estos momentos de vacaciones en el Coto de Doñana.

06.53 h. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha anunciado que las informaciones sobre la destitución de Gorbachov les “han llegado por sorpresa”. “Si son verdad recibiremos confirmación oficial de la Embajada Soviética”, ha detallado un portavoz del Foreign Office.

06.53 h. Según describe la agencia de noticias EFE, Guennadi Yanayev, que esta mañana ha sustituido a Gorbachov como presidente de la URSS, “es una figura oscura que se ha declarado comunista convencido”.

Cuando fue elegido como vicepresidente en diciembre pasado, cuenta EFE, los sectores más renovadores del Partido consideraron un error colocar en ese puesto a un hombre vinculado a los sindicatos, una de las organizaciones que menos se han adaptado a los cambios experimentados en el país.

07.32 h. Hasta el momento se desconoce el paradero de Gorbachov. El presidente ruso, Boris Yeltsin, por otro lado, “se encuentra en Moscú”, según fuentes parlamentarias de esta república han dicho a EFE.

07.46 h. El Comité Político de la OTAN se reunirá en las próximas horas para analizar la evolución de los acontecimientos en la URSS, ha anunciado un portavoz.

07.48 h. El rey Juan Carlos I ha sido informado desde primera hora de la mañana de la situación de crisis en la URSS.

09.04 h. El presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, acaba de calificar de "golpe de Estado reaccionario" la destitución de Gorbachov anunciada esta mañana por el Comité estatal de emergencia.

En una rueda de prensa, Yeltsin ha leído una declaración que anula por "ilegales" todo lo declarado hasta ahora por el Comité.

10.02 h. Varios tanques del Ejército soviético han bloqueado la plaza Manezh, junto al Kremlin, para impedir la manifestación convocada por el movimiento progresista Rusia Democrática en protesta de lo que Yeltsin ha calificado de “golpe de estado”.

En Leningrado, mientras tanto, el comandante militar de la zona ha anunciado por la cadena nacional de radio y televisión que asume todo el poder en la ciudad. El alcalde, Anatoli Sobchak, se encuentra en Moscú para la firma del Tratado de la Unión, que estaba prevista para mañana.

10.33 h. El presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, parece estar bajo arresto domiciliario en su casa de verano en Crimea, según informa EFE. El presidente ruso, Boris Yeltsin, ha dicho que el presidente podría haber muerto. "Incluso si sigue allí, le tienen aislado", ha dicho, y ha añadido que el viernes por la noche habló con él y "se sentía perfectamente".

10.35 h. Miles de personas han salido a las calles de Moscú ante el llamamiento de Yeltsin a responder a los “golpistas”.

12.13 h. El presidente de los Estados Unidos, George Bush, cree que la destitución de Gorbachov es "un golpe de estado del KGB y de los militares". En declaraciones a la prensa desde su residencia veraniega, el presidente ha dicho que los acontecimientos en la URSS pueden tener "serias consecuencias para las relaciones de la URSS con muchos países del mundo, entre ellos Estados Unidos". "Nadie quiere volver a la Guerra Fría", ha afirmado.

12.27 h. El presidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, ha condenado la sustitución del presidente de la URSS, que ha calificado de "golpe de Estado dictatorial". Desde su residencia veraniega en Queralbs, el presidente catalán ha manifestado a EFE su "rechazo y condena" de la situación que se está viviendo en Moscú.

Mientras tanto, el presidente español, Felipe González, ha convocado una reunión urgente para primera hora de la tarde en Madrid con varios de sus ministros. El Gobierno español considera también que los acontecimientos en la URSS son un "verdadero golpe de Estado en ruptura con el sistema constitucional".

15.48 h. El presidente en funciones de la URSS, Guenadi Yanayev, ha dicho en una rueda de prensa que "a su debido tiempo se publicarán los certificados médicos sobre la salud de Mijail Gorbachov".

"No estoy de acuerdo con que se haya producido un golpe de Estado", ha comentado, lo que ha causado las risas de los periodistas asistentes. Yanayev ha continuado su comparecencia asegurando que Gorbachov "está completamente seguro" y que nada le amenaza. "Es un hombre que ha hecho mucho y que merece respeto y no investigaciones", ha añadido.

Finalmente, ha afirmado que las medidas tomadas hoy "no van a restringir los Derechos Humanos, sino al contrario".


17.28 h. El Consejo Atlántico de la OTAN ha dicho esta tarde que la situación en la URSS "afecta a la estabilidad de europa", según fuentes consultadas por la agencia EFE.

19.00 h. El presidente soviético en funciones, Guenadi Yanayev, ha advertido a los moscovitas "de que se abstengan de acciones provocativas" como huelgas y manifestaciones, que ha calificado de "muy peligrosas".

Mientras tanto, en las calles, algunas personas expresan miedo por las posibles acciones que los tanques puedan tomar contra ellos.


23.00 h. Cae la noche en Moscú. Todavía hay informaciones confusas sobre el paradero de Gorbachov. Durante todo el día se han registrado movimientos de tropas y multitudinarias manifestaciones antigolpistas.

Miles de personas se ha congregado en torno al Parlamento ruso, que ha sido rodeado por barricadas, con camiones pesados que cortan los accesos al edificio.

La mayoría de líderes internacionales, entre ellos el presidente de EEUU, George Bush, y los mandatarios europeos, como el presidente español, han condenado la situación, que consideran de "golpe de Estado". Solo unos pocos países, como Irak, Libia y Cuba, han mostrado su satisfacción con la destitución de Gorbachov, que esperan sirva para restablecer "el equilibrio internacional".] 


- 20 de agosto de 1991

Cientos de miles de personas en Moscú y Leningrado salen a las calles desafiando el toque de queda para hacer frente al golpe.

Estonia proclama su independencia. Letonia le sigue el 21 de agosto, Ucrania el 24, Moldavia el 27, Azerbaiyán el 30 y Kirguizistán el 31 del mismo mes.

[00.09 h. Según acaba de informar la agencia de noticias de Rusia RIA, el Ejército soviético está dividido ante las actuaciones del Comité Estatal de Emergencia que el lunes destituyó a Mijail Gorbachov de la presidencia de la URSS.

Según detallan, varias divisiones instaladas en las inmediaciones de Moscú tendrían que haber entrado el lunes en la capital soviética, pero sus jefes se negaron a cumplir las órdenes de las nuevas autoridades y declararon que "no dispararán contra el pueblo".

01.35 h. Un grupo de unos 30 turistas españoles, que acaban de aterrizar en Madrid procedentes de Moscú, han contado a la prensa que, a pesar de los tanques que han visto en las proximidades del aeropuerto y en el centro de la ciudad, "hay calma y tranquilidad" en las calles de la capital soviética.

02.51 h. El alcalde de Leningrado, el progresista Anatoly Sobchak, ha pronosticado el fracaso del golpe de Estado contra el presidente Gorbachov y ha afirmado que significa la "agonía del régimen comunista", según ha declarado a la agencia rusa RIA.

Un gran número de personas se encuentran reunidas en estos momentos alrededor del edificio del Ayuntamiento de la antigua San Petersburgo. También han empezado a levantar barricadas.

03.03 h. La división blindada de élite del Ejército soviético "Tamanskaya", ubicada en los alrededores de Moscú, se ha pasado al completo al lado del presidente de la Federación de Rusia, Boris Yeltsin, según han anunciado portavoces del Parlamento ruso.

04.12 h. Una columna de efectivos de la división Vitebsk, del KGB, y de la división Pskov, del Ministerio de Defensa de la URSS, están avanzando en dirección a Leningrado, según informa la agencia RIA. Además, se han detectado 120 tanques medianos y 60 carros de combate ligeros desplazándose hacia la ciudad.

07.41 h. La prensa central publicada esta mañana en la capital soviética aparece dedicada exclusivamente a la difusión de las declaraciones del Comité Estatal de Emergencia, que el lunes anunció la destitución del presidente Gorbachov.

Según el estado de emergencia declarado, solo nueve periódicos de Moscú tienen premiso para salir, todos ellos comunistas o de carácter oficial. Toda la prensa independiente ha tenido que cerrar sus redacciones.

El 'Pravda', por ejemplo, ha llenado sus páginas con el decreto del presidente en funciones, Guennadi Yanayev, en el que declara la incapacidad de Gorbachov de seguir cumpliendo con sus funciones. Esta es su portada.


08.12 h. Boris Yeltsin parace haberse convertido en el baluarte contra los golpistas. Ha pasado la noche en la Casa Blanca, que es como se conoce el Parlamento ruso. Este lugar ha devenido el símbolo de la resistencia al golpe y en su entorno se han agolpado miles de rusos.

14.02 h. La tensión en los alrededores de la Casa Blanca es máxima. Hay miles de personas concentradas allí en protesta por el golpe. Se teme que los golpistas planeen un ataque.

14.07 h. En la dacha de Crimea, donde está retenido, el presidente Gorbachov graba un mensaje con una videocámara en que niega que esté enfermo y condena el golpe. No obstante, esa filmación no pudo ser difundido y no se conoció hasta años más tarde. 


15.00 h. Así informó TVE del golpe de Estado en la URSS aquellos tres días de agosto de 1991. Uno de los encargados de presentar la noticia fue el periodista Pedro Piqueras.] 

- 21 de agosto de 1991

Fracasa el golpe y varios de los conspiradores son detenidos. Gorbachov ordena el regreso de las tropas a los cuarteles.

[08.51 h. El Parlamente ruso se encuentra reunido desde esta mañana en una sesión extraordinaria para analizar la situación. Los diputados rusos han conseguido reunirse después de una noche de extrema tensión, en la que los militares soviéticos intentaron asaltar el edificio conocido como la Casa Blanca.

Se espera que la Cámara adopte una resolución que exija la disolución del Comité Estatal de Emergencia y el retorno de Gorbachov a la presidencia de la URSS.

09.06 h. Los alrededores de la Casa Blanca se encuentran aún repletos de moscovitas que aguantan bajo la incesante lluvia. No obstante, la mayoría de los tanques han abandonado ya la capital soviética.

09.47 h. El vicepresidente ruso, Alexander Rutskoi, y el jefe de Gobierno, Iván Silayev, viajarán a Crimea acompañados de médicos y periodistas extranjeros para verificar el estado de salud del presidente Gorbachov, destituido el lunes.

10.14 h. Durante su intervención ante el Soviet Supremo de la república rusa, Boris Yeltsin ha tachado de "criminal" al ministro de Defensa de la URSS, Dimitri Yazov, uno de los ocho miembros del Comité Estatal de Emergencia, autores de un "golpe de derechas", según el presidente ruso.

11.13 h. Los ocho miembros del Comité Estatal de Emergencia se dirigen hacia el aeropuerto en estos momentos, según ha anunciado el presidente ruso. Yeltsin cree que intenta huir y ha hecho un llamamiento a los moscovitas para que bloqueen la carretera del aeropuerto.

11.54 h. Continúan llegando informaciones confusas sobre las intenciones de los ocho miembros del Comité Estatal de Emergencia. Una de las opciones es que se dirijan a Crimea para reunirse con Gorbachov, aunque algunos diputados del Parlamento ruso han asegurado a EFE que han sido detenidos en un intento de fuga.

13.24 h. Cada vez son más las voces que, desde dentro y fuera de la URSS creen que el golpe de Estado ha fracasado. Voces reformistas dentro del Parlamento soviético afirman que "la aventura anticonstitucional" del vicepresidente Yanayev y compañía "tiene los días contados".

13.38 h. La dirección conjunta del Ministerio de Defensa de la URSS acaba de anunciar una retirada de todas las tropas de las calles de las ciudades soviéticas.

14.09 h. La agencia de noticias soviética TASS, la misma que hace dos días anunciaba la destitución del presidente Gorbachov, informa ahora del levantamiento de la censura a los medios de comunicación declarada por el ya "ex Comité Estatal de Emergencia". Se da a entender, de este modo, que el golpe ha fracasado.

14.20 h. Unas 2.000 personas se dirigen en estos momentos hacia la sede del Comité de Seguridad del Estado, el KGB, a grito de "abajo Kriuchkov", su presidente y uno de los ocho miembros del comité golpista.

15.00 h. Se levanta el toque de queda en Moscú, según informa la agencia independiente Interfax.

15.38 h. El presidente del Parlamento Europeo, Enrique Barón, ha afirmado que "el valor del pueblo soviético y la movilización internacional han acabado con el golpe de Estado en la URSS". No obstante, aún hay algunas voces aún recelosas, como la del presidente de EEUU, George Bush, que ha dicho que "aún es demasiado pronto para dar este asunto por acabado".

16.31 h. El presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, regresará esta noche a Moscú después de tres días de confusión acerca de su situación, según ha informado la corresponsal de la emisora polaca 'Radio Z', Maria Wiernikowska.

17.00 h. Los miembros del Comité Estatal de Emergencia están en estos momentos reunidos con Gorbachov en su residencia en Foros, Crimea, según ha informado en un teletipo la agencia rusa RIA. En el mismo texto se informa de que el presidente de la URSS sigue custodiado por 30 agentes del KGB, aunque ya no está aislado.

17.07 h. La Fiscalía General de la URSS abrirá un proceso contra los ocho miembros del comité golpista, informa la agencia TASS, porque "en sus actividades se observan síntomas de crimen contra el Estado".

17.39 h. Los dirigentes del Partido Comunista de la URSS (PCUS) han intentado desvincularse del fallido golpe de Estado, aunque también han evitado condenar abiertamente la acción del Comité Estatal de Emergencia, según han afirmado esta tarde en una rueda de prensa.

18.14 h. El golpe de Estado, ahora sí, se da por terminado. El presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, ha retomado sus funciones de jefe de Estado, según un comunicado leído en la televisión soviética 'Vremia'. El presidente se encuentra camino de Moscú.

20.14 h. Al menos quince personas murieron ayer por la noche en los enfrentamientos entre tropas militares golpistas y ciudadanos defensores de las reformas, según el vicepresidente de la Federación rusa, Alexandr Rutskoi. 

21.00 h. Gorbachov ya está en Moscú.] 


- 22 de agosto de 1991

[07.00 h. El presidente del KGB, Vladimir Kriuchchkov, ha sido detenido junto a otros miembros del Comité Estatal de Emergencia a su llegada al aeropuerto de Moscú. El ministro de Defensa de la URSS, Dimitri Yazov, está entre ellos.] 

- 23 de agosto de 1991

Yeltsin decreta la suspensión de las actividades del PCUS.

[12.17 h. El ministro de Interior soviético, Boris Pugo, uno de los ocho miembros del comité golpista, se ha suicidado junto a su mujer, un día después de su detención.

19.34 h. La figura del presidente ruso, Boris Yeltsin, ha salido claramente reforzado de la asonada de los últimos días. Hoy le ha ganado el pulso al recién regresado Mijail Gorbachov en el Parlamento soviético. Las imágenes hablan por sí solas:

Yeltsin se ha levantado de su asiento y se ha dirigido al estrado, donde se encontraba Gorbachov, y le ha exigido que firme un decreto en el que se anuncia el cese de actividades del Partido Comunista de la URSS (PCUS). El líder de la Federación de Rusia argumenta que no se puede confirmar el papel del PCUS en el golpe de Estado. Gorbachov se niega varias veces y Yeltsin regresa a su asiento.


La confrontación no acaba aquí. En un movimiento sorprendente, Yeltsin ha dicho: "Camaradas, acabemos con esto de una vez." Y ha firmado el decreto ante los aplausos de los diputados sentados en la Cámara.] 

- 24 de agosto de 1991

Gorbachov dimite como secretario general del PCUS.

[11.27 h. El presidente soviético, Mijail Gorbachov ha dimitido hoy como Secretario General del Partido Comunista de la URSS. La formación tiene los días contados.] 

- 29 de agosto de 1991

El Parlamento soviético (Soviet Supremo) suspende las actividades del PCUS en toda la Unión Soviética.

- 2 de septiembre de 1991 

Estados Unidos reconoce la independencia de las tres repúblicas bálticas.

- 17 de septiembre de 1991

Las tres repúblicas bálticas ingresan en la ONU.

- 6 de noviembre de 1991

Yeltsin prohíbe el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) en territorio de Rusia.

 - 8 de diciembre de 1991 

Los líderes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia proclaman en Viskulí, poblado en medio del bosque Belovézhskaya Puscha (Bielorrusia), la disolución de la URSS y la creación de la Comunidad de Estados Independientes.

- 25 de diciembre de 1991 

Gorbachov admite en un discurso por la televisión el fin de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. La bandera soviética es arriada en el Kremlin y media hora después es izada la tricolor de Rusia.

[20.00 h. Pocos momentos después de que Gorbachov haya firmado el decreto de renuncia como presidente de la URSS, en el Kremlin se arría la bandera roja comunista. La bandera tricolor de Rusia ocupa ahora su lugar, poniendo fin así a 74 años de la Unión Soviética.]